Blog personal de Antonio Sánchez Barrera (antonio.sanchez.barrera@ceiphuertaretiro.com). Maestro y Director del CEIP Huerta Retiro de Mairena del Alcor. En twitter @asanchezb74

En este artículo intentaremos explicar CÓMO DISEÑAR UNA UNIDAD DIDÁCTICA INTEGRADA paso a paso: qué habrá que tener en cuenta y cómo plantearla para que realmente sea un documento de referencia en el aula y para garantizar el tratamiento de las competencias clave además de la una evaluación también por competencias. La UDI es un documento de planificación que logra ensamblar, de un modo eficaz contextualizados, los distintos niveles de integración del currículo para facilitar el proceso de enseñanza-aprendizaje mediante competencias clave. Este artículo se puede completar con el descrito sobre el tratamiento de los indicadores.

 Segundo y tercer nivel de concreción: ¿Dónde está la UDI?

 Componentes de la UDI

Infografía del diseño (se plantea a continuación su desarrollo)

En el siguiente ejemplo planteamos un área, de Sociales para cuarto, y después propondremos relacionarla con el área de Lengua por si nos «atrevemos» al diseño de UDIs de carácter interdisciplinar y así plantear una metodología basada en proyectos con una tarea final común.
Primero planteamos de qué va tratar nuestra UDI. En este caso aprenderemos sobre España, Europa, población y actividades económicas. La temporalizaremos durante la segunda mitad del primer trimestre y la llamaremos «VIVIR EN SOCIEDAD». Es importante integrar los proyectos en cada UDI,que no sean un elemento a añadir apartado de las mismas. En nuestro caso se incluyen COMUNICA, PLAN DE IGUALDAD y las actividades por Día de la Constitución.

Primero seleccionaremos los CRITERIOS DE EVALUACIÓN y los adaptaremos a nuestro contexto, situación, realidad, nivel…etc. Son los aprendizajes que pretendemos adquirir y la referencia para INTEGRAR el resto de elementos curriculares (de ahí lo de UDI). Estos Criterios contribuyen a la adquisición de los objetivos.

De estos criterios derivarán los INDICADORES DE EVALUACIÓN y los contextualizaremos también de forma que se adapten realmente al aprendizaje que queremos conseguir. Son importantes porque serán la referencia para el diseño de actividades, GENERANDO COMPETENCIAS, y nos marcan el qué evaluar. Dice la Orden de 17 de marzo: «Indicadores de evaluación como concreción y secuenciación de los estándares de aprendizaje evaluables de final de etapa,, complementándolos con procesos y contextos de aplicación. La integración de estos elementos en diversas actividades y tareas genera competencias y contribuye al logro de los objetivos que se indican en cada uno de los criterios«. En cada área hay varios indicadores comunes que se pueden incluir en todas las UDIs, se trataría de tenerlos en cuenta y plantearlos mediante adaptación.

No nos olvidamos de los CONTENIDOS, que no se adquieren de forma aislada, sino que son elementos que sirven de instrumento para adquirir aprendizaje. El éxito de un buen programa de aprendizaje se debe basar en evaluar competencias y no contenidos.Dice el artículo 4 de la Orden de 17 de marzo: «El objeto central de la práctica educativa es que el alumnado alcance el máximo desarrollo de sus capacidades y no el de adquirir de forma aislada los contenidos de las áreas, ya que estos son un elemento del currículo que sirve de instrumento para facilitar el aprendizaje»

Para el diseño de ACTIVIDADES tendremos como referencia los INDICADORES, de ahí de un buen diseño y selección de los mismos. Como actividades entendemos la adquisición de un conocimiento nuevo o utilización de los adquiridos de forma diferente, exige una respuesta variada, mayor complejidad de procesos cognitivos, contribuyen a competencias y están ligadas a criterios e indicadores. Las actividades se relacionan con el aplicar (describir, explicar, identificar…) y analizar (organizar, justificar, contrastar, comparar, valorar opiniones, cuestionarse…). Pueden estar precedidas de EJERCICIOS, como dominio de un determinado conocimiento, poca complejidad cognitiva, descontextualizadas y no contribuyen a competencias. Relacionados con el recordar (definir, hacer una lista, repetir…) y el comprender

No podemos olvidarnos de una adecuada METODOLOGÍA. De ella también tendremos «pistas» en los citados INDICADORES y se relacionan directamente con cada tarea, actividad y ejercicio. Se pueden indicar de manera particular o de manera global teniendo en cuenta que cada actividad o ejercicio se trabaja mediante unos procesos cognitivos, a través de una metodología (cómo) y teniendo en cuenta unos recursos en diferentes escenarios. El trabajo cooperativo, el aprendizaje basado en proyectos, el aprendizaje basado en problemas, aprendizaje servicio, flipped classroom… son metodologías que podemos llevar a cabo, pero que, ante todo, debemos cumplir con el enfoque que se nos marca en Primaria: participativa, investigativa, activa, significativa…

Antes del diseño de la UDI tendríamos que haber planteado una TAREA o bien, una vez visto el desarrollo de la misma, concretarla al final. Sería la acción o acciones para resolver de manera contextualizada, elaborar y generar un producto relevante. Contribuyen plenamente a la adquisición de competencias. Componen la verdadera utilidad de lo aprendido y ponen en práctica varios procesos mentales en una situación real.
¿Cómo puede ser la tarea?

Vamos a ella planteando una que seguro hemos hecho en el cole:

«El trabajo por competencias se basa en el diseño de tareas motivadoras para el alumnado que partan de situaciones-problema reales y se adapten a los diferentes ritmos y estilos de aprendizaje de cada alumno y alumna, favorezcan la capacidad de aprender por sí mismos y promuevan el trabajo en equipo, haciendo uso de métodos, recursos y materiales didácticos diversos«. (Artículo 3 de la Orden de 17 de marzo de 2015).  

Lógicamente no debemos olvidarnos de la EVALUACIÓN. Debe estar presente en todo el proceso a través de técnicas (procedimiento a través del cual se va a llevar a cabo la evaluación) con sus correspondientes instrumentos (con qué se va a evaluar, medios para obtener la información) que midan, informen, ofrezcan retroalimentación…etc. . Se deben evaluar aprendizajes significativos, siendo global, continua, visible, participativa por parte del alumnado, estimulante… Una evaluación de carácter formativo. 

Hay muchas técnicas y estrategias. 

Proponemos una rúbrica, de carácter general (holística), que se puede adaptar al resto de UDIs, que tiene en cuenta los elementos comunes del área, que facilita que se interiorice y asimile cada indicador a evaluar y que, lógicamente, conecta con los citados indicadores planteados.

También proponemos una prueba escrita diseñada por las partes a partir del recordar y comprender (parte A: como los ejercicios); recordar, comprender, analizar (parte B: como las actividades); y una parte C en la que valore la producción, inferencias, creación, aplicación… (como la redacción del indicador).

Ambos casos facilitan la ponderación de los indicadores, otorgándole valor a la evaluación criterial que se nos marca para Primaria.
¿Y la calificación? Pues bien, estos instrumentos facilitan una adecuada coordinación docente al calificar. Recogiendo toda la información de carácter cualitativo que generan, seguro que con los pertinentes acuerdos podemos llegar a tener unos criterios claros para calificar. Lo importante es la información generada: qué saben, qué deben mejorar y cómo, qué es lo siguiente a hacer…
De esta forma ya tendremos planteada nuestra UDI de Sociales. El formato que utilicemos es algo secundario pero, ante todo, debe ser un documento que tenga utilidad, que nos sirva en el aula.
Pero, ¿Y si quisiéramos hacer una para LENGUA también y con la misma temática?

Relacionamos con CRITERIOS DE EVALUACIÓN (ya los hemos adaptado):

Con estos bloques de CONTENIDOS

Lo importante: LA REFERENCIA DE LOS INDICADORES

Y diseñamos ACTIVIDADES

Acorde con una METODOLOGÍA:

Y por último, LA TAREA FINAL, que como veremos será la misma que en SOCIALES pero el aprendizaje específico del área de LENGUA. Cada área participará en una misma tarea poniendo en práctica aquellos aprendizajes tratados.

Además son las mismas actividades, teniendo en cuenta y solventando uno de los mayores obstáculos que se plantean: el tiempo
La EVALUACIÓN tiene el mismo tratamiento que antes se ha explicado:

Quizás parezca todo un poco largo, pero he querido ir paso a paso para que se tuviera una idea clara de diseño (en nuestro caso particular). El tiempo y cantidad de trabajo será un problema si hacemos lo de antes más lo de ahora. Realmente, el éxito de una buena UDI estará en ser fiel al indicador planteado (en él se integran competencias, se marca el enfoque de la actividad, el qué evaluar, metodología acorde…). No hay que pensar en un modelo complejo, sino que entendiendo el sentido (y aplicando la normativa, que quizás a veces no la conocemos) cualquier documento puede valer si se aplica en el aula.  Se podría utilizar un simple modelo hecho a mano en un folio y tendría el mismo resultado siempre y cuando sea modelo real en el aula 

Nota: toda aquella persona interesada en tener un PDF completo con las imágenes de este artículo, ejemplos de aplicación, de evaluación, o para cualquier otra cuestión que se plantee, puede escribir un correo a:antonio.sanchez.barrera@ceiphuertaretiro.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.